Mercadillo

miércoles, 13 de octubre de 2010

EL PODER DEL MAR

Hola.
Os dejo una entrada un poco deshabitual pero aquí está, me inspira muchisimo.
Al vivir cerca, en la costa, hay veces que ni me acerco a verlo, a sentirlo, pero la cosa cambia cuando tengo epócas "turbulentas" (nunca las llamo malas, que si no es peor), me suelo ir a pasear, meditar o simplemente dejar la mente en blanco y escuchar el sonido del agua.
Aquí, con una tonalidad azul preciosa, hace años que tengo esta foto guardada.
Aquí, en estado de calma total. Esta foto me trasmite paz y sosiego (la hice hace dos años).
Y esta de hoy... ayer hubo mucho temporal y hoy parece que está más calmado.
Espero que os guste.
Bss.

4 comentarios:

  1. Ohhhh, que envidia!!!! Me encantaría vivir al lado del mar para poder ir a pasear de vez en cuando, especialmente en esos días en que necesitas soledad y tranquilidad.

    ResponderEliminar
  2. Uo ¡qué bonito!

    Pues el Melt-down es con el que más me cuesta verme, tendré que acostumbrarme un poco ;P

    ResponderEliminar
  3. Claro que me gusta!!Yo es algo que añoro profundamente: frente al mar he amado,llorado, tomado decisiones...lol amo!Precioso post.

    ResponderEliminar

¡¡Moja tus pies y deja tu comentario!!.Gracias

*Los comentarios alimentan este espacio y siempre son necesarios para crecer*